Receta de Hummus

El hummus es un plato árabe hecho a base de puré de garbanzos (hummus significa garbanzo en árabe). Aunque tiene otros usos, nosotros fundamentalmente lo usamos para dippear. Lo puedes usar también como salsa -viscosa-, acompañando a carnes, pescados o verduras, p.e. en sustitución de una mayonesa.

Ingredientes

    • Garbanzos cocidos (200gr de garbanzos secos, o unos 500 ml de garbanzos cocidos)
    • 1/2 a 1 diente de ajo (pequeño, no te pases)
    • 1  cucharadita de comino en polvo, al gusto
    • 3 cucharadas de aceite
    • Salsa de tahini (si no tienes, unas tres cucharaditas de semillas de sésamo -ajonjolí- y un chorrito de zumo de limón)
    • [Opcional] media cucharadita de pimentón dulce
    • Un poco del agua de cocción de los garbanzos (agua normal si no la tienes)
    • Un poco de sal, al gusto

Para adornar la superficie

    • Un poco más de pimentón dulce
    • Aceite de oliva

Para poder picar

    • Un par de zanahorias, apio, unos colines o unos nachos. También se puede tomar con pan de pita

Si te han sobrado unos garbanzos de un cocido puedes elegir entre hacer ropa vieja (con el resto de ingredientes que te sobraron del cocido) o usarlos para hacer un hummus.

Si no vienen de un cocido necesitará cocer unos garbanzos (unos 200 gr de garbanzo seco, los dejas en remojo y al día siguiente los metes en la olla rápida, entre 40 y 60 minutos) o comprarlos ya cocidos. Guarda un poco del líquido, porque te hará falta después

La elaboración del hummus es muy sencilla: pones en el vaso de la minipimer los garbanzos (que ocupen unos 500 ml), 1 diente de ajo (pequeño), 1 o 2 cucharaditas de comino en polvo, 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de salsa de tahini (o si no tienes, unas tres cucharaditas de semillas de sésamo -ajonjolí- y un chorrito de zumo de limón) y un poco de sal. Opcionalmente puedes añadir media cucharadita de pimentón dulce.

Tritura bien todo (se te quedará muy espeso y se hará difícil pasarlo, así es que hecha un poco del caldo de los garbanzos según lo vayas necesitando -si no tienes, un poco de agua-, lo justo para que la minipimer pueda hacer su trabajo, no debe quedar líquido, sino algo viscoso).

Una vez triturado, pásalo a un bol, esparce un poco de pimentón por encima y échale aceite de oliva hasta formar una fina capa. Lo puedes alisar con la cuchara para que se mezclen el aceite con el pimentón dándole al hummus su color característico en la superficie.

Coge unas cuantas zanahorias (también puedes usar en su lugar apio, colines de pan o nachos), pélalas y córtalas en trozos de unos 6 cm y cada uno de ellos en tiras (suficientemente gruesas para que sean firmes, pero intentando que no lo sean demasiado para que no quiten demasiado sabor al hummus -unas 6 tiras de cada trozo de zanahoria-).

Coloca las zanahorias en un vaso corto y sírvelas con el hummus. Disfrutadlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 12 =